En Caranavi con los marchistas del TIPNIS

Es un tema coyunturalmente posicionado en los ranqueadores del  internet y las Redes Sociales. Las menciones en varios medios de comunicación hacen seguir a los telespectadores los noticieros y lo relacionado con más frecuencia. Lo acontecido en cada tramo de la marcha protagonizada por los indígenas del “TIPNIS” hace susceptible a su conclusión hasta la llegada a la ciudad de La Paz, ciudad gubernamental, después de hechos sucedido en la localidad de Yucumo
Con todo lo acontecido, surge la curiosidad de saber más de cerca los motivos que impulsaron a seguir esta marcha de indígenas de tierras bajas y sumandos el apoyo de casi toda la población de Bolivia. Cuáles eran sus exigencias y que es lo que pretendían tras su llegada hasta la ciudad de La Paz entre otras interrogantes que esperamos concluir tras la visita que realizamos hasta la ciudad de Caranavi.

Mi persona y Leonardo Apaza Herrera, ambos estudiantes de la carrera de Comunicación Social de la Universidad Pública de la ciudad de El Alto, emprendimos el viaje a la ciudad de Caranavi.

Con las  gestiones realizadas y colaboración de la Dirección el Honorable Concejo de Carrera (HCC) emprendimos esta etapa de trasladarnos hasta el lugar donde se encontraban descansando.

Para este objetivo era preciso saber a detalle y tener los datos más relevantes de lo que ocurría o lo que se escribía en los medios de comunicación y las Redes Sociales del Internet.

Estar bien informados ayudaría en nuestro viaje.
La marcha que empezó con 700 indígenas y esta se denominaría como la “VIII marcha indígena de los pueblos de tierras bajas” más conocido como la marcha del TIPNIS.

Un lunes 15 de agosto partieron desde el departamento del Beni, de la ciudad de Trinidad, teniendo como objetivo llegar hasta la ciudad de La Paz capital gubernamental de Bolivia, donde plantearan sus exigencias  demandas.

El objetivo principal de esta marcha era en rechazo la construcción del segundo tramo de la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos. Exigiendo que esta carrertera no atraviese el Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure denominado con las siglas “TIPNIS”.

Esto causo gran expectativa entre los mismos bolivianos, activistas de la ecología, medios de comunicación y corresponsales extranjeros entre otros que siguieron los acontecimientos sucintados en todo y cada uno de los puntos de su recorrido.

Tres principales dirigentes indígenas benianos fueron los que denotaron en gran parte de la marcha, Pedro Vare de la Central de Pueblos Indígenas del Beni (CPIB) y Fernando Vargas de la sub central Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS) y Adolfo Chávez, presidente de la Confederación de Pueblos Indígenas de Bolivia (CIDOB).

Los hechos en Yucumo – Bolivia
28 de octubre. En la republiqueta de Yucumo, supuestos habitantes organizaron un bloqueo que impedía el libre tránsito a todo a los marchistas.

Se instalaron en el puente “San Lorenzo” formado un asentamiento similar a la de una aduana y control de fronteras. Con la potestad y control que con amedrentamientos confiscaron cualquier tipo de ayuda entre alimentos, agua, víveres y otros que en su mayoría eran donadas por varios sectores de distintos puntos de Bolivia.

Los colonizadores bloqueadores, contaban armamento rustico y domestico, entre palos, machetes y explosivos que amedrentaban a los marchistas y todo seguidor del mismo.

Lo más ilógico para la población era también que contaban con el apoyo de la policía del Estado Plurinacional de Bolivia. Estos con el argumento de que querían evitar el enfrentamiento entre colonos y marchistas quizá llegando a consecuencias mayores.

Varios diálogos y visitas por parte de diputados de estado fracasaron.
El 24 de septiembre  a la visita del canciller boliviano, David Choquehuanca, según declaraciones de Sacha Llorenti fue secuestrado por más de 1500 marchistas por más de una hora. Más tarde el mismo canciller aclararía que fue obligado a caminar para romper el cerco de policías que impedían el acceso al rio par hacer uso del agua que varias semanas estaba cortado.

Salió en varios medios de comunicación que el canciller volviendo a ciudad de La Paz, menciono que lo obligaron a marchar. A esto Rafael Quispe del CONAMAQ aclaro que el canciller "acompaño la marcha" junto a varias mujeres del campamento instalado en el mismo lugar.

La represión en Yucumo
Día posterior de la visita del canciller, la represión llega a los marchistas por parte de los Policías que custodiaban el cerco. Los Indígenas fueron reducidos en un descuido cotidiano, amantados de brazos y amordazados con cintas scochs (pegamento en cinta) hacen que varios de los dirigentes entre marchista escapasen a pleno monte. Los niños estarían refugiados en los montos y algunos llegarían a la casa del señor apodado “el Chino” quien sería luego el que les acompañaría hasta la llegada a la ciudad de La Paz indignado por el actuar del Gobierno.

Los marchistas fueron subidos a flotas y movilidades rumbo a pueblos cercanos  para su retorno forzado a sus lugares de origen.

Pobladores de San Borja, Santa Barbará y otras localidades cercanas a Yucumo, se movilizaron y estuvieron alerta por los constantes argumentos informados por los medios de comunicación y las redes sociales en el internet.

Al promediar la tarde y entrada la noche se bloquearon varios puntos de acceso y carreteras de los puntos principales. La movilización en esos pueblos brindo ayuda necesaria y oportuna. No dejar para que los policías avancen junto a las flotas que llevaban dentro los marchistas.

Pobladores de San Borja  tomaron el aeropuerto impidiendo que las flotas y el mismo avión se lleven a los marchistas a sus lugares de origen. El pueblo borjeno y los moto taxistas había logrado a mucho presión, hacer retroceder a varios policías haciéndoles huir de los lugares mencionados.

Luego de represión y actuares por parte del gobierno el 12 de octubre, los marchistas en defensa del TIPNIS retomaron la movilización.

Calma y retorna la marcha
Luego de recibir el acojo de los pueblos cercanos, con gran mayoría de las familia encontradas después de haberse refugiado en pleno monte para no ser apresado. La gran mayoría de los marchistas tomaron como punto de refugio y descansando las iglesia de los pueblos donde se reencontrarían nuevamente con la ayuda de los pueblerinos y otros que llegarían con mayores donaciones.

En fecha XX de octubre al promediar las 13.00 partieron desde la localidad Santa Bárbara (98 kilómetros de la sede de Gobierno).

Pasaron la republiquita de Yucumo en flotas para no ser agredidos ni generar algún enfrentar que pudiera suscitarse con los colonos del mismo lugar.

A Caranavi y luego a La Paz
Ha sorpresa de muchos; el día 6 de octubre al promediar las 10:00 los marchistas del TIPNIS llegaron a la localidad de Caranavi.

Alcalde de la localidad Teodoncio Quelca  apodado “el Chivo” y personal gubernamental afines al gobierno no participaron ni aparecieron en la localidad, haciendo deducir sus intenciones y favoritismo al oficialismo, dejando vacía la administración de la gobernación y la misma alcaldía.

Una vez llegada la marcha a la ciudad de Caranavi ingresaron en columna a la plaza principal llamada “Simón Bolívar”. El pueblo recibió con mucho agrado, aplausos y alegría demostrada a los marchistas. Un acto sencillo organizado por una asociación y junta de vecinos, algunos grupos de jóvenes, iglesias, mercados, todos del lugar, se reunieron en plena plaza para dar la bienvenida e invitar algunos refrigerios preparados por ellos mismos.

Venimos de la UPEA pero no representamos la misma.
Enterados de la llegada de los marchistas a la localidad de Caranavi, emprendimos a coordinar e ir al encuentro de los marchistas a la misma localidad.

Llegamos al promediar las 00:15, poco movimiento en las calles y una lluvia suave que acariciaba el rostro que se desvanecía por el calor húmedo que caracteriza al lugar.

En plena oscuridad tomamos un taxi del mismo pueblo, sin placa ni registro, sorpresa la nuestra que a muchas movilidades estaban en condiciones similares. No tenían registro ni alguna inspección que facilitaría su circulación, la seguridad de estar circulando como taxis públicos dentro de la ciudad.

Rápidamente nos dirigimos al lugar de descanso de los marchistas. No dando tiempo a buscar un lugar donde descansar.

Silencio total, ya que a esa hora de la madrugada hacía suponer que todos descansaban por el cansancio y agotamiento de varios días de marcha de los indígenas.

Luego después de mucho caminar conseguimos un lugar donde descansar ya que todo estaba repleto por visitantes, personal de medios de comunicación, periodistas, aventureros que llegaban a la ciudad y hacían llenar los lugares de hospedaje.

A primera hora en la mañana nos dirigimos al campamento de los marchistas. Estaban detrás de la cancha de futbol, no es el estadio pero todos los pobladores del lugar lo consideran estadio del pueblo.

Primeras Impresiones.
Poco a poco nos adentramos a la marcha. Recorriendo de punta a punta pudimos observar el avance y el desplace de ellos.

Varios pobladores en esa mañana se organizaron para repartir el desayuno para los marchistas. Con leche en las ollas de gran tamaño y pan en bolsas llevadas por algunos hermanos de algunas iglesias y otros de la misma comunidad, los marchistas recibieron con sumo agrado a primeras hora de la mañana el desayudo acostumbrado.

Tuvimos que pedir permiso de entrar y entrevistar a los comentarios. Nos dirigimos a Rafael  Vargas el mismo nos respondió con una sonrisa y pregunto ¿de dónde éramos?
Le dijimos que venimos de la Universidad Pública de El Alto pero no representábamos la UPEA, el sollozo pregunto ¿en donde queda la universidad?
Ahí; respondimos que es de la ciudad de El Alto, la ciudad valerosa y revolucionaria y que nuestra presencia es causa de expresar y saber lo que en realidad estaba pasando día a día con los marchistas del TIPNIS, y quizá de esa manera poder transmitir mediante notas, fotos y videos usando el internet a todos nuestros lectores y seguidores en la red.

Le gusto la idea y poco conocía del tema de la tecnología y el Internet.

Conseguido el permiso pudimos escudriñar por cada punto en donde se encontraban los marchistas. Algunos recelosos no querían que le tomemos fotos, pero la mayoría estaba por demás segura que nosotros éramos periodistas, que defendíamos a la marcha y que relataríamos todo lo vivido y lo más resaltante lo ocurrido en Yucumo.

Cada comunidad o región tenía una organización de un representante, un encargado de cocina, 3 hasta cuatro policías civiles que conocía y controlaba a todos los marchistas de su comunidad.

Venimos los máximos dirigentes de cada comunidad menciono, Moy Vaca, de la comunidad Chiquitanos, relato que la llegad era muy dura y lo que vivió en Yucumo era algo que no se olvidara por el resto de la vida.

Varios de la marcha no se conocían, debido a que cada comunidad marchaba por con sus allegados, pobladores, vecinos y conocidos. Eran alrededor de 900 a 1.200 los que estaban acampando en el estadio de Caranavi.

La solidaridad del Pueblo.
Los relatos de varios del pueblo eran del mismo contexto. Recordaban los acontecimientos de las mayo y la represión al pueblo de Caranavi por parte de los policías ordenadas por el Gobierno.

Quizá y pese a eso el pueblo de Caranavi se volcó a ser solidarios con los marchistas y los activistas y afines al gobierno desaparecieron.

Entre grupos de persona, familiares, iglesias, centros, vecinos y todos los que tenían ese sentimiento de solidaridad, llegaban de apoco al campamento, con  medicinas, ropa, refrigerios, raciones secas, y en todo lo que haría falta para proseguir con la marcha, todo eso en el trascurso del día.

Un día de descanso y deporte en Caranavi
Al promediar el medio día, dirigentes de vecinos de Caranavi ofrecieron un desafío deportivo entre la selección del pueblo y los marchistas del TIPNIS.

Los marchistas no rechazarían el desafío deportivo. Dirigentes buscaban entre sus sectores los mejores jugadores de damas y varones.

Después de elegir las selecciones de ambos equipos, al promediar las 15:32 toco el primer pitazo, el mismo que empezó el partido con un resultado de una segunda vuelta para definir los ganadores.

3 a 2 gano el equipo de varones de los marchistas en el primer desafío. En la revancha 4 a 1 es el resultado final que daría la victoria a los del TIPNIS.

El equipo de mujeres en futbol de salón, también fue vencedoras las marchistas con un resultado de 7 a 3 que hacía notar que en tierras bajas se juega bien al futbol.

El descanso después de una rica cena y fogones al son de la música con ritmos orientales desplazo la alegría.

Prosigue la marcha
Los máximos dirigentes habían dispuesto salir a la madrugada del día siguiente, domingo 9 de octubre, para eso, todos se preparaban y se armaban nuevamente los sus equipajes.

Un ruido de petardos apuntados al cielo anunciaban la hora de empacar y sumarse a las filas para el tramo que los llevaría a la comunidad o poblado siguiente.

Partieron al promediar las 06:05 de la mañana afilándose a la columna de más de 800 marchistas que llegaron a Caranavi. Con la llegada de otras representaciones de comunidades apoyando la marcha, aparentaba ya ser más de 1.200.

Varios pobladores y residentes de Caranavi salieron a las ventanas a tempranas horas para despedir y desearles los mejores decesos en todo el camino que les queda hasta cumplir su objetivo.

Pasaron la tranca que divide a Caranavi  la ruta que desvía a pueblos más adentro.
Pasaron la tranca de la ciudad de  Caranavi para luego seguir  con el tramo final, quizás el  tramo más  difícil ya que  el  cambio de clima, la  altura, el  cansancio iba a pesar en los  marchistas.

Seguimos hasta donde pudimos, pero todo eso se queda solo en relatos pues no hay quien tome importancia de los tramos cortos y pasajeros. Solo el principio, el final y algunas cosas por detrás, que serían los acontecimientos son los más relevantes para un contexto.

En la llegada a la ciudad de La Paz, es un acontecimiento que otros Medios Comunicación publicaran y estarán atentos….

continuara...
Description: En Caranavi con los marchistas del TIPNIS Rating: 4.5 Reviewer: Tonny Lopez ItemReviewed: En Caranavi con los marchistas del TIPNIS
Posted by:Mbah Qopet
Mbah Qopet Updated at: 13:05

0 comentarios